Mi experiencia con el Psychk ,fue cuando estaba embarazada de muy pocas semanas y me ingresaron, me lleve un buen susto, estando allí tuve un dolor de encías insoportable y todo me vino abajo.
Tuve una sesión para hacer una creencia de que me saliera todo bien, se fuera ese dolor y salir del hospital, me salió que ese dolor era por ese gran susto inesperado. A partir de ahí empece a tener pensamientos positivos y todo fue muy bien.

Lisa Whistler, Consultant
http://demolink.org