REGENERACIÓN CREATIVA

El niño maravilloso posee todos los ingredientes naturales necesarios para
la creatividad. Carl Rógers y un grupo de psicólogos y artistas estudiaron la
dinámica de la creatividad. Buscaron las condiciones psicológicas
necesarias para que una persona sea creativa. Encontraron que los
siguientes elementos eran esenciales para fomentar la creatividad: la
espontaneidad; la habilidad para vivir en el presente; la capacidad de
asombrarse; la habilidad para concentrarse y la capacidad para evaluarse
uno mismo. Esta última cualidad significa que uno está satisfecho de sí
mismo. Esto equivale a tener un sentido de Ser Yo. Todas éstas son las
cualidades del niño maravilloso. Son cualidades infantiles. Lo infantil
incluye lo siguiente: ser espontáneo, capaz de jugar, de ser alegre, de
maravillarse, confiar, sufrir, amar, sorprenderse y tener esperanzas.
El niño maravilloso: cuando estamos en contacto con esta parte de
nosotros, tenemos a nuestra disposición nuestro poder creativo. Muchos no
lo conocen porque permanecen congelados en la fría pena de sus niños
heridos. "Todos llevamos una vida de serena desesperación", dijo Thoreau.
Una vez que nos hemos recuperado y nos podemos defender, el niño
maravilloso pide insistentemente la imaginación creativa.

imagen entrada.

Texto: Nuestro niño interior. Johan Bradshaw

No hay comentarios

Agregar comentario

Translate »