Últimos ejercicios para el bebé

 Mire las cosas en todos sus detalles. Por ejemplo, vaya a la parada
de bus y fíjese en la gente, como si usted fuera una cámara
que toma fotografías. Siéntese y escriba lo que vio.
 Tome asiento frente a una flor, un árbol o una manzana y trate de
entrar en un estado de meditación. Intente convertirse en uno con
el objeto. Vea el objeto en toda su maravilla. Permita que su mano
siga los contornos de lo que ven sus ojos y dibuje lo que ve.
 Trate de hablar en jerigonza con un amigo. Vea si puede entender
lo que el otro le está diciendo.
 Realice un juego de sonido misterioso con un amigo. Dele la
espalda o tápese los ojos mientras su amigo hace diferentes
sonidos como servirse agua, golpear una pared, rascar con un
lápiz y cosas por el estilo. Después cambien lugares.
 Reúna un grupo de personas para cantar. Inténtelo con canciones
a las que puedan modificar, inventándoles nuevos versos. Haga
que todos escuchen canciones infantiles.
Reconéctese con los deseos
Tal vez el ejercicio más importante de esta sección es el de ayudar a su
niño interior a reconectarse con sus deseos... La parte más dañada de
nuestro niño interior herido es su voluntad. La voluntad es deseo
elevado al nivel de la acción. Como miembro de una familia
disfuncional, no había manera de que nuestro niño interior pudiera poner
atención a sus propias señales internas porque estaba muy ocupado
luchando con la aflicción familiar. Al
convertirme en un experto sobre los deseos de los demás, perdí el contacto
con lo que yo quería. Al
cabo de un tiempo dejé de desear cosas. Su adulto debe ayudar a su niño
interior a reconocer sus propios deseos y a protegerlos mientras se
arriesga a conseguir lo que quiere.
Una de las maneras más simples de identificar sus deseos consiste en
elaborar una lista de sus conductas sustitutas. Después pregúntese: ¿Qué
es lo que realmente necesito o deseo cuando me comporto de esta
manera?
He aquí una lista de las conductas sustitutas comunes:
• Decir mentiras
• Comer cuando no se tiene hambre

No hay comentarios

Agregar comentario

Translate »