El/la niñ@ interior herido

Cuando no se expresan los sentimientos, lo que es necesario para
integrar el trauma. Más adelante, el sufrimiento no expresado se
manifiesta en ataques de ansiedad, tendencia hacia una vida totalmente
ordenada, lagunas de memoria, depresión, regresiones de edad e
hipervigilancia. Éstos son los rasgos asociados con el desorden de estrés
postraumático (DEPT).
Usted ya ha lamentado el hecho de que sus necesidades de desarrollo no
hayan sido satisfechas. Ahora puede aprender una variedad de ejercicios
que le ofrecerán experiencias correctivas.
Pero la falta de estas habilidades de
desarrollo les causa gran dolor e incomodidad a la mayoría de los
adultos que tienen un niño interior herido. Muchos adultos no saben que
su conducta inadecuada se debe a deficiencias en el aprendizaje. Una y
otra vez se avergüenzan y culpan a sí mismos por sus fracasos y defectos
de carácter. Realizar ejercicios correctivos ayuda a su niño interior
herido a entender que sus defectos son carencias temporales.
En la infancia necesitamos estar lo suficientemente seguros de que
somos.
A la mayoría de nuestros niños interiores heridos se les enseñó que no
era suficiente ser, sino que importarían y tendrían significado sus vidas
solamente si se desarrollaban ciertas actividades. Esto condujo a la
pérdida de nuestro sentido de Ser Yo. Ahora necesitamos aprender a no
hacer nada y sólo ser.

Imagen:https://cdn.pixabay.com/photo/2018/02/18/12/59/ninja-3162182_640.jpg

No hay comentarios

Agregar comentario

Translate »